Patrimonio en Femenino

 

Discriminación y misoginia de Discursos y modelos de feminidad de Patrimonio en Femenino

Discriminación y misoginia

Son muchas las dificultades que las mujeres han encontrado a la hora de desarrollar una actividad artística o intelectual. A lo largo de la historia las actitudes discriminatorias contra las mujeres y sus producciones culturales han hecho que tuvieran que adoptar estrategias diversas como la de ocultarse tras un nombre de varón o la de limitar su actividad al ámbito privado, quedando con ello fuera del circuito del arte.

La práctica artística no es una excepción a la desigualdad que sufren las mujeres en otros ámbitos, como muestra su escasa presencia en el arte en general. Pero si hay un lugar donde realmente se percibe claramente la pervivencia de determinados prejuicios sexistas, este es el de las representaciones. El tratamiento discriminatorio hacia las mujeres se muestra abiertamente en como se les representa: hipersexualizadas, infantilizadas, victimizadas, malvadas, pecadoras, etc.

Todas estas representaciones, comunes en nuestro patrimonio artístico y cultural, obedecen a códigos de representación androcéntricos que toman el punto de vista masculino como universal y neutro, objetualizando y minimizando a las mujeres. La importancia de estas representaciones en el imaginario colectivo ha servido para definir, transmitir y reproducir múltiples estereotipos de género que llegan hasta nuestros días y contribuyen a la permanencia de una desigualdad real entre varones y mujeres.


Acceda a través de las imágenes al Catálogo



Icono de conformidad con el Nivel Doble-A del W3C-WAI. Se abre en ventana nueva Titulares RSS disponibles

© Ministry of Education, Culture and Sport